sábado, 26 de septiembre de 2015

EL PAPA DE LA HUMANIDAD


Graciela Lecube Chavez

©  2015


En su primera visita a Cuba 
y los Estados Unidos de América,
el Sumo Pontífice de la Iglesia
Católica se convirtió en el “niño
mimado” de quienes lo vieron pasar.
Tímido, ya sea serio o sonriente,
cayó a todos como anillo al dedo
por la generosidad de sus intenciones 
y la sencillez de sus expresiones.
Transformó la pobreza despreciable
en el estado de moda que no se rechaza
porque implica gratitud y grandeza.
Enalteció a los viejos, los enfermos
y los desvalidos, recalcó la importancia
de mantener la unión familiar,
le dio valor al empeño personal
y el acercamiento colectivo. Revivió 
los beneficios de aceptar, perdonar y amar. 
Papa Francisco, como argentino cabal,
es fanático del fútbol y la comida criolla...
¡la antorcha que ilumina el camino triunfal!

2 comentarios:

Kevin Jared Martínez Márquez dijo...

¡Qué bonito texto! El papa Francisco llevará a todas partes del mundo el mensaje de unión, esperanza y alegría; un mensaje proveniente de lo más profundo del corazón de la Iglesia católica.

Anónimo dijo...

I love this and I love the pope!