miércoles, 8 de julio de 2015

MIRNA PINEDA, educadora, periodista de Arizona, EE. UU.







1-Cuéntale a los chicos dónde naciste.


Naci en una ciudad muy interesante que tiene tres tipos de pobladores: tarahumaras, menonitas y chihuahuenses. Se llama Cuauhtémoc, Chihuahua. Una ciudad  productora de manzanas y por el lado de los menonitas, -quienes emigraron de Alemania y son muy tradicionalistas-, son excelentes granjeros y producen  quesos y derivados lácteos deliciosos. Viví ahí solo dos anos, y luego mis padres se mudaron a la Comarca Lagunera, que son tres ciudades, Torreón, Coahuila, Gómez Palacio y Lerdo, Durango. En las tres estudie y crecí, hasta que termine mis estudios universitarios.

 

2-¿Cómo ves la educación en las escuelas donde vives?


En cada sitio la educación es diferente, por ejemplo en México existe una ENORME diferencia en la educación privada y la pública. La privada tiene grupos mas reducidos y se les exige mucho a los alumnos. La pública tiene muchas limitaciones por falta de dinero. Además de que se pierden muchas clases por problemas que tienen los maestros, hay muchas huelgas. Sin embargo hay casos extraordinarios de educación pública de excelencia y yo creo que el alumno es quien hace la gran diferencia, si es dedicado, perseverante y entusiasta, no importa si estudia en privada o pública, va a sobresalir en cualquier  área.


 3-¿Crees que los niños dedican poco tiempo a la lectura? ¿Eso es malo?


Hay niños que leen mucho y eso les ayuda a desarrollar la imaginación. Hay otros que no les gusta la lectura y prefieren los video-juegos que limitan su aprendizaje.


La lectura es la puerta hacia el conocimiento, pero sobre todo ayuda a hacer de lado las limitaciones porque motiva la capacidad creativa de los niños, mostrando nuevos mundos y diferentes formas de pensar y vivir. La lectura es mágica.


Yo diría que es lamentable que cada vez se lea menos y confio en que los niños sigan disfrutando de la lectura ya sea en libros o en línea, porque hay un universo maravilloso por descubrir.


 4-¿Lo que se enseña es bueno para formarlos? ¿o falta algo más?


En las escuelas hace falta que se eduque en valores. Sin embargo esa formación debe iniciar en los hogares. Algunos padres y madres esperan que sean las escuelas donde se les ensenen los valores como:


Respeto


Solidaridad,


Honestidad,


Confianza,


Lealtad,


Compasión,


Bondad,


Compromiso,


Tolerancia,


Colaboración,


Comprensión,


Responsabilidad,


Gratitud.


Las escuelas instruyen pero  en los hogares es donde nace la EDUCACIÓN.


5-¿Crees que la educación que recibimos en el hogar la llevamos a la escuela?


Lo que nace en el hogar se proyecta hacia el mundo. En el hogar nos nutrimos de todas las experiencias gratas y no gratas. El bullying nace en los hogares, cuando hay abuso  verbal y físico. Esas emociones guardadas con rabia, coraje y resentimiento se sacan en la escuela, con los más débiles. Es decir se hace lo mismo que sucede en el hogar , se repiten los modelos porque es lo que se conoce. Cuando en el hogar hay amor, armonía, comprensión y respeto, es lo que se lleva  por la vida. Por eso es importante trabajar en la armonía de cada hogar, porque las guerras del mundo inician en el corazón de nuestros hogares.


6-¿Hay violencia en las escuelas? ¿Cuál es la causa?


Si, los casos de bullying son lamentables y se multiplican por todo el mundo porque nacen en los mismos hogares donde hay perdida de valores esenciales como el respeto, la solidaridad y la confianza entre otros.


La violencia escolar es un reflejo de lo que sucede en hogares donde hay abandono, estrechez económica que causa estrés,  violencia intrafamiliar (gritos y golpes).


La razón parte de la falta de AMOR y todo lo que no es amor es MIEDO. La gente vive con mucho miedo a todo: a no ser capaz, miedo a equivocarse, miedo a fallar, miedo a no ser lo suficientemente bueno, miedo al castigo, miedo al dolor.


Debemos aprender a amar sin condiciones, como lo hacen los perros. Aprender que equivocarnos esta bien, que tenemos derecho a equivocarnos porque asi aprendemos. Por eso los castigos físicos son innecesarios, porque solo producen resentimiento, dolor y rabia, así como tristeza y depresión.


El objetivo es colaborar para edificar, que significa construir autoestimas amorosos y saludables.


7-¿De niña leías libros? ¿Cuáles eran tus preferidos?


Leía todo lo que caía en mis manos, desde el periódico que mi papa leía a diario, yo leía hasta los avisos de ocasión. Leía la revista Selecciones del Reader’s Digest, toda, de principio a fin. Leía los libros que mi hermana mayor leía y los que mi papa dejaba. Amo la lectura y aprendí que hay mundos maravillosos y posibilidades infinitas. Incluso leía los libros que después se hacían películas y me desilusionaba al ver que la película se quedaba muy corta con respecto al libro porque mi IMAGINACION había creado mucho más que lo que la película mostraba. Los libros fueron mis amigos y siguen siendo mis compañeros ahora.


Los  libros favoritos en mi infancia, y siguen siendo de mis favoritos ahora son:


Juan Salvador Gaviota de Richard Bach


El principito de Antonine de Saint-Exupery


 

Y sigo leyendo, porque es la forma en que recibo la información, cuando  la aplico y practico puede convertirse en conocimiento y eso me convierte en un mejor ser humano, mejor madre, mejor profesionista, mejor amiga, mejor PERSONA.


Y uno de los propósitos de la vida es servir y ‘”Dejar este mundo un poco mejor de como lo encontramos”.

 
 

 

 
 

Te agradecemos Mirna por tu tiempo para los chicos y padres de LOS BLOGUITOS.

 

Leticia Teresa Pontoni

 


No hay comentarios: