sábado, 23 de febrero de 2019

A CELEBRACIÓN


Graciela Lecube Chavez
 
©   2019
 
Florencia de 7 añitos
y Cesarito casi de tres,
son los nietos queridos
de mi prima Delia, retoños
de su único hijo César
y de Laura, su mujer.
Delia y su esposo César
el Grande se jubilaron
antes de la parejita nacer,
ilusionados en verlos crecer
a su lado, y por suerte lo fue.
Ellos son el centro de su todo
y en el álbum de vídeos
aparece el dúo traviezo y feliz
que mucho les hace reír,
hasta que hicieron del sofá
acabadito de tapizar su centro
de actividad. Saltos bajitos,
altos y medianos “in between”,
los hermanitos protagonizaron
la batalla  de cojin a cojín...
El tapizado nuevo del sofá
ya no es nuevo no más,
gracias a los angelitos que
en él se durmieron después
de que a saltos lo descocieron
y al satin el brillo le borraron.
Mis primos iban a estrenar
el admirado tapizado en su gala
de aniversario, pero frente
a lo ocurrido, el tapizado dejó
de importar, porque sin los niños,
¿qué iban a festejar?
 

No hay comentarios: