domingo, 30 de septiembre de 2018

Adivinanzas




En el estanque me admiran,
por mi elegancia y belleza
tengo cuello largo y fino
y muy bonita cabeza.

  
Soy señor muy elegante
y excelente nadador,
y puedo hacer con mi cuello
signos de interrogación.  


¿Qué será?

La respuesta se dará el próximo  domingo.



Respuesta de la semana  pasada

Mis patas largas,
mi pico largo,
hago mi casa
en el campanario.



En alto vive,
en alto vuela,
en alto toca
las castañuelas.
 


Es blanca como la nieve,
es negra como el carbón,
las patas como una vela,
el cuello como una hoz.

La cigüeña


Para más  adivinanzas visita www.adivinancero.com

sábado, 29 de septiembre de 2018

QUIÉN SABE MÁS


Graciela Lecube Chavez

   © 2018



-- Las capitales europeas
tienen nombres complejos
difíciles de pronunciar –
dice Diego convencido.

-- No exageres – lo culpa
su amigo Javier Ernesto –
dime si lo son Madrid,
Oslo, Londres o París.

-- No, pero qué me dices
de Lima, Caracas, Habana,
Buenos Aires, San Juan
y tantas otras más,

-- Ésas son capitales latino
americanas no europeas
y si me quieres agarrar,
busca otro pollo en el corral.


jueves, 27 de septiembre de 2018

miércoles, 26 de septiembre de 2018

La carrera de Fórmula 1


Rugidos de motores.
Los pilotos ya listos.
Los autos en la largada
ya están.
Uno detrás del otro
esperando a salir.
Y allí está el mío,
mi preferido.
El número 6.
El de color rojo.
Su piloto es alguien
fuerte y luchador
en la pista.
Cuando sea grande,
un gran corredor seré.
Los autos ya han salido
de los Boxes.
La euforia crece entre
el público presente.
El vértigo es máximo.
Los buzos antiflama
ya listos.
El casco también,
y de repente,
los sonidos de motores
nos ensordecen.
Las luces cambian a verde.
¡Se largó la carrera!


Leticia Teresa Pontoni.
© 2018


martes, 25 de septiembre de 2018

DESPUÉS DE CLASE


Graciela Lecube Chavez

©  2018



Después de clase
cada cual por su lado,
los números hacen
lo suyo. El uno viene
solito dando saltitos,
el dos se resbala
por un tobogán,
el tres mete la mano
en el bolsillo trasero
busca que busca
su llavero, el cuatro
se cala el sombrero
tapándose las orejas
aunque le cueste oír,
el cinco va y viene
cazando moscas,
el seis y su Pekinés
pasean juntos al revés,
el siete hace piruetas,
el ocho morisquetas,
el nueve fríe chuletas
y el diez… “¿qué hace
el diez?” pregunta
curioso un curioso:
 “Hola, cero gordito,
¿esperas a tu gemelo
el uno flaquito?”
“Sí… no sé, ¿por qué?”
“Porque ahí viene
dando saltitos”.



lunes, 24 de septiembre de 2018

domingo, 23 de septiembre de 2018

Adivinanzas



Mis patas largas,
mi pico largo,
hago mi casa
en el campanario.


En alto vive,
en alto vuela,
en alto toca
las castañuelas.
 


Es blanca como la nieve,
es negra como el carbón,
las patas como una vela,
el cuello como una hoz.


¿Qué será?

La respuesta se dará el próximo  domingo.



Respuesta de la semana  pasada
Aunque yo llevo pijama,
siempre ando muy despierta,
por no servir al león
de suculenta merienda. 


Llevo pijama a diario
sin guardarlo en el armario.

La cebra 

Para más  adivinanzas visita www.adivinancero.com



sábado, 22 de septiembre de 2018

POEMA ESPECIAL


MANOS DE HADA

Graciela Lecube Chavez

©  2018

 

En este mes de septiembre,
cuando en el norte
el otoño se abre paso
con su derroche de hojas
marrones, rojas, moradas,
desde el amarillo oro
hasta el ocre cobrizo,
y en el sur entra triunfal
la primavera engalanada
de azules tenues y rosados,
yo le hago un poema
de amor y de recuerdos
a las manos de hada
de Ana, mi mamá.
Manos que cosían…
Manos que bordaban…
Manos que tejían
con la misma facilidad
que me peinaban
y me acariciaban…
En septiembre, dedicado
a la costura, me arrodillo
ante aquellas manos de hada
que me tenían vestida
como toda una princesita
con organzas, algodones
sedas y lanas que mejor
no se encontraban…
Manos de hada que vestidos
y abrigos  me creaban
con amor de madre dedicada.






jueves, 20 de septiembre de 2018

TRABALENGUAS





Catalina encantadora:
canta, Catalina, canta,
que cuando cantas me encantas.
Y que tu cántico cuente un cuento
que a mí me encante.
¿Qué cántico cantarás,
Catalina cantarina?
Canta un cuento que me encante,
que me encante cuando cantes.


Para más trabalenguas visita www.elhuevodechocolate.com
(Enviado por Sergi Roig López de Ibiza, España)

miércoles, 19 de septiembre de 2018

“Mi perra ciega”


Después de andar por el pasillo, orientándose por la voz de Leticia llega hasta el living; con el hocico palpa el sofá, sube a él y se acomoda para dormir. Me causa pena al verla sumida en la noche de su oscuridad.

Ya no puede correr como otrora porque ha quedado ciega.
Recuerdo el día en que la conocí en casa de su dueña. Era una perrita pequeña de color negro. Nos hicimos amigas en las visitas que realizábamos para visitar a la anciana. Pituca, que así se llamaba el animalito, era su única acompañante. No bien se detenía nuestro automóvil, comenzaba a correr alegremente, por la galería y por los fondos de la casa. Daba muchas vueltas. Luego reposaba en mis rodillas y yo la acariciaba. ¡Como me encariñé con ella!

Le pedí a la señora que me la regalara.

__Cuando yo muera___te la puedes llevar me dijo__pero tienes que cuidarla y quererla como yo la quiero. Ella está acostumbrada a mucho cariño. 

Pasaron algunos años. La buena anciana enfermó y la perrita no se separó un instante de su lado, ni aún en la presencia de los médicos que trataban de alejarla. Cuando falleció, fue traída a nuestro hogar. Héctor detuvo el vehículo en el lote de terreno contiguo. Leticia y yo conteníamos la respiración ya que teníamos dos grandes perras y desconocíamos la reacción que tendrían ante la llegada de la visitante. Pero la aceptaron sin inconvenientes.

La perrita descendió, siguió a mi yerno con naturalidad, saludó a mi hija quien la esperaba junto a las adultas perras. Yo la hice entrar en mi dormitorio, la tomé en mis brazos y ese fue el momento en que ella comprendió que viviría para siempre con nosotros. Desde entonces compartió la vida de nuestro hogar junto a Diana y Negrita, y nos hicieron muy felices.

Pituca conoció y jugó en todos los rincones de la casa por mucho tiempo. Esto la ayudó en su ceguera porque tenía memoria de los lugares recorridos.

Ayer al atardecer, presintiendo que había llegado su momento de morir, me buscó en el patio; la alcé y la acosté sobre mis rodillas. 

Me miraba con sus ojos tristes y la arrullé en mis brazos como tantas veces lo había hecho. Se durmió para siempre. Lloré sin consuelo, como también lloré por Negrita y Diana. Las tres fueron sepultadas en el lote contiguo a la sombra de los grandes árboles. Héctor les construyó una cerca de piedras grandes con algunas plantas. No puedo pasar por el lugar sin derramar algunas lágrimas. Hoy en mi ancianidad y al escribir estas líneas me emociono todavía. 


Blanca Fáchisthers. (una escritora argentina de 83 años)


martes, 18 de septiembre de 2018

¿CÓMO DICES?


Graciela Lecube Chavez

© 2018





¿Cómo levantas el piano?
Con mi primo y un amigo.

¿Cómo comes la granada?
Granito a granito, como pueda.

¿Cómo  cruzas la calle?
Con la luz verde.

 ¿Cómo limpias el piso?
Sin ganas.

¿Cómo montas a un avión?
Temblando de miedo.

¿Cómo conduces el auto?
Con permiso de papá.

¿Cómo te acuestas?
Con ganas de dormir.

¿Cómo te levantas?
Con ganas de seguir.

¿Cómo tocas la guitarra?
Con las dos manos.

¿Cómo comes la pizza?
Masticando sin prisa.



lunes, 17 de septiembre de 2018

DULCE DE AMOR


Por Isabel Arraiza Arana

Autora Invitada 

© 2018


En casa de mi abuela hay un árbol de pomarrosas.  Es una fruta que parece a una pequeña pera, pero es rosada.  Desde chiquita la ayudo a recogerlas y lavarlas.

—Es raro ese nombre "pomarrosa".  Parece un nombre de flor, no de fruta— le dije un día a Abuela.

—También por su aroma recuerda a una flor.  ¡Es tan delicado y exquisito! —añadió Abuela.
 
Aunque había comido montones de pomarrosas, ese día la saboreé como nunca antes.  De pronto, se me ocurrió preguntarle a Abuela:

—¿A qué te sabe?

—¡Pues a pomarrosa! —contestó riéndose—. No sabe a ninguna otra fruta que haya probado.  Su sabor agridulce es único.

—A esto mismo deben saber los pétalos de rosa —le dije.

—“¡Dulce de amor!”—dijo abuela—.  Eso que acabas de decir me recordó un dulce muy sabroso que preparaba mi mamá cuando yo era pequeña.  Ven, vamos a ver si encontramos su receta.
 
Sí estaba.  Yo lavé las pomarrosas recién recogidas y Abuela puso agua con azúcar en una olla.  La batió hasta que se convirtió en una salsa espesa a la que llaman almíbar.  Echó en esa salsa las pomarrosas partidas en mitades y las dejó cocinarse por tres minutos en temperatura mediana.  Me pidió que fuera al rosal a cortar algunas de sus rosas rojas miniatura.  Le traje una docena y las lavé.  En el medio de una fuente formamos una montaña con las brillantes y azucaradas pomarrosas.  La rodeamos con el almíbar, y la adornamos con las rojas rositas flotantes.  

—Este es el postre más rico y más bello —le dije a Abuela—.  Recibes dulces y flores al mismo tiempo.



domingo, 16 de septiembre de 2018

Adivinanzas




Aunque yo llevo pijama,
siempre ando muy despierta,
por no servir al león
de suculenta merienda. 



Llevo pijama a diario
sin guardarlo en el armario.
 


¿Qué será?

La respuesta se dará el próximo  domingo.



Respuesta de la semana  pasada

Voy con mi casa al hombro,
camino sin tener patas,
y voy marcando mi huella
con un hilito de plata.

Me encuentras en la playa
a la sombra y al sol,
mi nombre tiene cara
y también tiene col.

Un solo portero,
un solo inquilino,
tu casa redonda
la llevas contigo.
 



El caracol


Para más  adivinanzas visita www.adivinancero.com



sábado, 15 de septiembre de 2018

PORQUE PIENSO, PREGUNTO


Graciela Lecube Chavez

    © 
2018



--Si cuando como más de la cuenta
mi barriguita de golpe se agranda…
si cuando aspiro con todas las ganas
mis pulmones de aire se llenan…
si cuando bebo agua todo el día
mi vejiga apenas aguanta, ¿por qué
el cerebro  nada de lo aprendido
rechaza y no se ensancha?


--Sigue pensando y tú solito hallarás
la respuesta que resulte la adecuada.


--Porque las cosas mencionadas
se huelen, se sienten, se palpan
mientras que todo lo que aprendo
lo veo, lo oigo y lo siento
pero sin que me pese nada.


MORALEJA
Si no piensas y no preguntas
ni caminas ni avanzas.



jueves, 13 de septiembre de 2018

En el desfile de independencia



René Colato Laínez

©  2018



En el desfile de independencia
me subo a una escalera
para agarrar mi bandera
tan larga como una manguera.

En el desfile de independencia
canto el himno nacional
con mi voz sensacional
sin comerme una vocal.

En el desfile de independencia
me subo a una carroza
tan bella como una rosa
con colores de mariposa.

En el desfile de independencia
a México le canto una canción
a Chile le rezo una tierna oración.
y a Centroamérica le entrego mi corazón.


miércoles, 12 de septiembre de 2018

PAPAS FRITAS





PAPAS FRITAS
SE MEZLARÁN EN MI BOCA.
RICAS, CRUJIENTES.
¡QUÉ RICAS SON!
MÁS CUIDADO CON ELLAS.
TIENEN MUCHA GRASA.
NO ABUSES DE ELLAS.
SI TE TIENTAS DE COMERLAS.
CUIDADO CON LA CANTIDAD.
¡CUIDA TU CUERPO!
Y SALUDABLE ESTARÁS.
NOS GUSTAN A TODOS.
ESTO ES VERDAD.
HAZLE CASO A MAMÁ.
CONTROLA EL TAMAÑO
DE LA PORCION
Y MÁS SANO ESTARÁS.
EL VALOR DE LA COMIDA
ES MUY GRANDE.
COME POCAS Y ASÍ
PUEDES ENGAÑAR
A TU PANCITA QUE ESPERA.
ESAS PAPITAS MUY RICAS.
Y LAS HAY MUCHAS
Y DIFERENTES.
PAPAS BASTÓN.
PAPAS REJILLA.
PAPAS CHIPS.
PAPAS PAILLE.
PAPAS NOISETTE.
SOPLADAS O CONGELADAS. 


LETICIA TERESA PONTONI
© 2010


martes, 11 de septiembre de 2018

ATENCIÓN, POR FAVOR


Graciela Lecube Chavez

©2018

 
Pido a quienes lean
la historia rimada
que les voy a contar,
tenerla en cuenta
en todo momento y lugar.

La historia es real
y la vivió un señor mayor
hace un mes nada más,
porque sin ser normal
se repite con asiduedad.

Resulta que este señor
fue llevado de urgencia
a un hospital por sentir
dolores inexplicables
que le impedían respirar.

Una radiografía mostró
a un chicharito que se coló
por el camino equivocado
hechando raíces y ramas
sin saber que se perdió.

Todo, porque el caballero
comía siempre de prisa
y tragaba los bocados
sin antes masticarlos como
su mamá le enseñó.



lunes, 10 de septiembre de 2018

II Premio de la Academia Norteamericana de la Lengua Española: Convocatoria 2018 Premio Campoy-Ada 




II Premio de la Academia Norteamericana de la Lengua Española:
 Convocatoria 2018 
Premio Campoy-Ada 





Abierto a libros en once categorías, publicados en español 
entre los años 2015 y 2018, en los Estados Unidos.
  
Fecha límite: 31 de diciembre del 2018.


Más información: www.premiocampoy-ada.com




La Academia Norteamericana de la Lengua Española [ANLE] ha creado el premio Campoy-Ada para honrar la trayectoria de dos autoras latinas que han contribuido, a lo largo de su carrera como educadoras y autoras de una obra literaria altamente reconocida, a afianzar el uso del español en los Estados Unidos y a diseminar la cultura latina.

El objetivo de este premio es reconocer en el campo de la literatura infantil y juvenil, obras que destaquen por la originalidad de su idea, su realización literaria y artística y por el uso excelente del lenguaje.

Podrán aspirar a las distintas categorías libros publicados en español, o en versión bilingüe que incluya el español, en los Estados Unidos o Puerto Rico, dentro de los tres años previos a la convocatoria.

CONDICIONES

1. Se otorgará un PRIMER PREMIO, y de considerarse apropiado al mérito de las obras participantes dos MENCIONES DE HONOR, en las siguientes categorías:

    Libros de imágenes
    Novelas infantiles
    Novelas juveniles
    Poesía infantil
    Poesía juvenil
    Biografía infantil
    Biografía juvenil
    Recuerdos autobiográficos
    Teatro infantil
    Teatro juvenil
    Libros informativos de alta calidad literaria o artística

De no existir candidatos apropiados para cualquier categoría, esta se declarará desierta.

2. Los libros aspirantes al premio deben haber sido publicados en los Estados Unidos o Puerto Rico durante los tres años anteriores a la convocatoria. La fecha tope de presentación es el primero de diciembre.

Si un libro ya ha recibido un primer premio o una mención de honor en un año precedente, no debe volver a ser sometido.

3. Los libros candidatos al premio Campoy-Ada deben haber sido publicados en español o en forma bilingüe, en la cual una de las lenguas es el español.

4. Los autores o editoriales someterán 6 ejemplares del libro, uno a cada miembro del jurado a las direcciones que se proporcionan tras rellenar el formulario de participación.


CRITERIOS PARA OTORGAR EL PREMIO

El mérito de los libros se juzgará según la relevancia de su contenido, la calidad literaria y artística y el uso excelente de la lengua.





domingo, 9 de septiembre de 2018

Adivinanzas



Voy con mi casa al hombro,
camino sin tener patas,
y voy marcando mi huella
con un hilito de plata.


Me encuentras en la playa
a la sombra y al sol,
mi nombre tiene cara
y también tiene col.


Un solo portero,
un solo inquilino,
tu casa redonda
la llevas contigo.
  


¿Qué será?

La respuesta se dará el próximo  domingo.





Respuesta de la semana  pasada


Con nombre de perro empieza
este curioso animal,
que aunque nunca compra nada
siempre con la bolsa va.


Adivina, adivinajera:
no tiene traje y sí faltriquera.
 *


*faltriquera: Bolsillo que se ata a la cintura y que se lleva  colgando debajo del vestido.

El canguro


Para más  adivinanzas visita www.adivinancero.com