martes, 31 de enero de 2017

MENSAJES PARA PENSAR


Graciela Lecube Chavez

© 2017
Fotografía de Aldor

Un día, al salir de clases, los alumnos
de una escuela empobrecida por la mala
influencia de las pandillas, vieron caer
papelitos con mensajes que decían:
"Tenemos que hablar", "Los espero",
"Vengan a mi casa el domingo antes
del partido de fútbol", "Aquí estoy
para ayudar", "Bienvenidos siempre",
y otros más por cierto muy intrigantes.
Todos se pusieron a pensar quién
los había escrito y de dónde provenían.
Miraron en todas direcciones clavando
en otros ojos su mirada penetrante
provocando la caída de más mensajes
escritos con mano firme y amante.
Una niñita con sonrisa de ángel que
con su joven mamá de rostro triste
esperaba por la hermanita mayor,
comenzó a recoger los papelitos
ofreciéndolos a los estudiantes.
La mamá leyó algunos y cuanto
más los leía más se sonreía como
si supiera de dónde provenían,
y tomando a sus hijitas de la mano
se fue confiada más que nunca
en un poder benigno y soberano.


No hay comentarios: