martes, 10 de enero de 2017

DE COMPRAS CON MAMÁ


Graciela Lecube Chavez

© 2017



Con lluvia, truenos o nieve
voy a la tienda con mamá .
Una vez dentro me sienta
en el carrito de alimentos
con botellas, bolsas y latas.

Voy apretujado, incómodo
y hasta asustado, pero es
mejor que andar a su lado.
La lista de alimentos repasa
porque el dinero no alcanza.

Mete las manos en el carrito,
quita y pon, pon y quita
y yo nada puedo hacer porque
atrapado estoy a lo mojarrita.

Al fin cerca de la salida, mamá
empuja el carrito hasta llegar
a la registradora. Los clientes
colocan uno a uno su compra
en el cinturón eléctrico para
que la empleada haga lo que
tiene que hacer y podamos
salir de la tienda. ¿Salir, cómo?
"Señora, ¿envuelvo al niño"?,
pregunta la cajera asombrada
viéndome sentadito entre dos
lechugas como si fuera nada.