miércoles, 7 de diciembre de 2016

Zapatitos anaranjados


María A. Pérez Santiago

Autora puertorriqueña

© 2016



Cuando yo era pequeñita
recuerdo que papito me trajo
un par de bellos zapatos.
¡Un regalo para mi!

Traía uno en cada mano
con mucho amor me los dio
de charol y un color raro
y en mi pecho hubo emoción.

Una sonrisa en el rostro
muy grande se me formó
recordé la enredadera
preferida de mamá.

Como era tan pequeñita
y no sabía de colores
a los zapatos y a la enredadera
les llamé "de color de camarón".