sábado, 29 de octubre de 2016

ROBO DE IDENTIDAD


Graciela Lecube Chavez

©  2016





El robo de identidad es uno
de los deslices de la actual humanidad,
pero robársela a los milenarios payasos
cuya misión es hacernos reír
y un buen rato pasar, es un delito capital.
Esta nueva moda de esconderse
tras un traje de payaso para robar,
violar, secuestrar, lastimar y hasta matar
a un descocido no tiene excusa ni perdón.
El impacto de esta aberración, ha hecho
que la ley prohiba a las tiendas especializadas
vender o alquilar este disfraz. La orden 
es también para los que de bufón se vestirían
asistiendo a la fiesta a la que estaban invitados.
Los payasos que se ganan el sustento 
trabajando de payasos tendrán que buscar 
otro tipo de empleo hasta que pase
esta ola de maldad y entendamos
que la identidad es un derecho
personal, que debemos respetar.

No hay comentarios: