sábado, 15 de octubre de 2016

¡QUÉ SUSTO ME DISTE!


Graciela Lecube Chavez
 
© 2016
 


DO-RE-MI me voy a casar,
DO-RE-MI ahorita nomás.
- ¡Ay, qué susto me diste!
Si tú eres una niña...
no te puedes casar.
- Pero tiíta, claro que ahora 
no, pero cuando sea mayor, sí.
- Chelita, tú dijiste...
-Sí, dije "ahorita" como
dicen los dominicanos
y en su país, "ahorita"
no es "ahora" sino "después".
- Y si sabías lo que yo no sé,
¿por qué dijiste lo que dijiste?
- Porque soy tu sobrina Chelita 
la que siempre te hace bromitas.
 
***


En una cara cabe una frente
[con o sin arrugas], cuatro 
párpados [dos superiores y
dos inferiores] con pestañas,
dos ojos con lágrimas,
dos mejillas, dos orejas,
dos labios, una lengua,
20 dientes de leche siendo niño
y 32 de adulto - 52 desde 
el principio hasta el fin de
una vida si no cuentas 
los postizos que puedas
necesitar... una naríz
con dos fosas nasales, 
un mentón doble
y una sola barbilla.
Si me olvido de algo
tú me lo dirás, cuando
en una bolsa lleves 
tu cara de vuelta al sitio 
donde las regalan.
- Les regreso mi cara
porque no me gusta.
Quiero otra - pedirás.
- El cambio no es sencillo -
dirá una voz grabada -
Tienes que volver a aplicar
y si llegas a tiempo quizá
te la van a cambiar.