martes, 18 de octubre de 2016

LA GLOTONA


Graciela Lecube Chavez
 
© 2016


Si te gusta mucho el queso
como me gusta a mí, sabrás 
que hay diversos tipos 
de consistencias y sabores,
como el gouda de Holanda, 
el parmesano italiano,
el suizo con muchos hoyitos,
el mozzarella, el americano,
el brie, uno que viene con vino,
almendras picaditas, pimienta
y otras tantas ricas cositas...
Cuando ya no me entra
ningún otro queso más
y la panza se me llena,
la panza llena reclama
mucha, mucha agua fría
porque la boca que está
seca, se seca más todavía.
Los ratoncitos semiocultos
en las paredes salen atraídos
por aquel aroma embriagador
y me miran como diciendo:
-¿Cómo puede ser que de 'nos'
te hayas olvidado, de nosotros
precisamente, los catadores
más respetados de la ciudad?-
Sin poderme mover por
el peso de mi panza, 
consciente de lo hecho,
me resigné a que mi exceso
de peso criticaran al verme
duplicada en el espejo.