lunes, 5 de septiembre de 2016

Imaginando la felicidad


Entrevista realizada por Kevin Jared Martínez Márquez

©  2016



Nació en la Ciudad de México, y egresó de la Facultad de Artes y Diseño de la Universidad Nacional Autónoma de México. Para Claudia Navarro, la felicidad se encuentra en los lápices de color y en los personajes que aparecen a propósito de su creatividad e imaginación. «El regalo», libro para niños editado por Pearson, es su primera publicación como autora íntegra.

¿Quién es Claudia Navarro?
Respuesta: Me encanta bailar, no sé si lo hago bien, pero me gusta mucho; al igual que comer chocolate. Soy mamá, y eso ha sido una gran experiencia, no es fácil poder combinar ambas cosas: correr todos los días en mis actividades con los niños y mi trabajo como ilustradora, pero creo que ahí la llevo. De las cosas que más disfruto es ir al cine, sola o con mis hijos. Eso sí, películas de terror no, pero en general disfruto todos los géneros.

¿Por qué te gusta ilustrar?
Respuesta: Sonará muy trillado, pero creo que siempre supe lo que quería hacer. No recuerdo que me gustara otra cosa más que dibujar, así que no me cuestioné mucho qué quería hacer de mi vida. Ilustrar me hace muy feliz.

¿Cuál es tu color preferido?
Respuesta: El rojo, sin duda.

¿Tienes mascotas?
Respuesta: Sí, tengo un perro beagle, y su nombre es Mateo.

¿Qué te gusta comer?
Respuesta: Me encanta el chocolate, podría comerlo todo el tiempo.

Cuéntanos acerca de tu lugar preferido para ilustrar.
Respuesta: Trabajo en mi estudio todos los días. Pero cuando no es trabajo, adoro ponerme a gusto en mi cama, con buena música y ahí trato de hacer dibujos más por placer.

¿Cuál es tu palabra preferida?
Respuesta: "Chispas".

¡Completa la frase!: «Lo más importante en la vida es…».
Respuesta: «… dedicarse a lo que es nuestra mayor pasión».

¿Jugo de naranja o leche chocolatada? ¿Cuál elegirías?
Respuesta: El jugo de naranja. No me gusta la leche.

Cuéntanos un chiste.

Respuesta: ¡Chispas! Soy muy mala para eso, pero bueno, uno que me contó mi hijo: «¿Cómo sale un elefante de una piscina? Pues mojado».