martes, 26 de julio de 2016

UN CIGARRILLO DE SOBRA


Graciela Lecube Chavez

©  2016





Mi papito es un hombre de bellas facciones
que fuma y fuma sin parar, ajeno a la mala fama
que otros en su contra levantan con sus opiniones,
cosa que me humilla, deprime y hace llorar.

Por eso mami te pidió que de la casa te fueras
si te negabas a ver el dolor de tu familia tras el humo
que cada cigarillo de sobra entre nosotros genera. 
 Papi, no fumes, que el último cigarillo fumado está.

Yo soy tu hijo ... regresa conmigo al mundo del hogar
donde la familia en pleno espera premiar a la voluntad
con un premio que tú mismo --feliz-- vas a entregar.


No hay comentarios: