martes, 5 de julio de 2016

LOS PRIVILEGIADOS

 

Graciela Lecube Chavez
 
© 20l6


 
El dicho “donde come uno, comen dos o más”
se ha hecho tan popular, que los jóvenes van 
solos o en patota a robar a plena luz del día, 
ignorando las cámaras que los van a fotografiar.
 
Entran por su cuenta o en pandillas regidos
por un mocoso cerca de 15. “A ésos hasta 
sus nombres la ley no revela para protegerlos
del que dirán”, ”y a la cárcel no van, para ahorrar.”
 
“¿Quiénes ahorran? ”Los del gobierno”.