jueves, 7 de abril de 2016

Oink, Oink, Benito




Reseña por Ariadna Sánchez

La primavera ha llegado y con ella el deseo de realizar actividades fuera de casa.  Una de las acciones que se pueden llevar a cabo es leer un libro. La lectura al aire libre como por ejemplo en el parque resulta doblemente fascinante, ya que puedes disfrutar de una buena historia al lado de familiares y amigos mientras admiras la naturaleza. 

El libro Oink, Oink, Benito escrito por Barbro Lindgren e ilustrado por Olof Landström muestras las aventuras de Benito y su hermano. Los hermanos salen a jugar un rato. Su mamá les recomienda que eviten acercarse al charco de lodo. Sin embargo, los amigos de Benito están ahí disfrutando, por lo que él y su hermanito se unen al jolgorio. Todos juegan muy contentos, hasta que Rafa empieza a molestar al hermano de Benito y llega al punto de empujarlo a la poza. Benito también cae al charco tratando de ayudar a su hermano y ambos terminan envueltos en lodo. Por suerte, la lluvia los limpia de toda mancha y los salva de un regaño por parte de su madre. Un cuento que destaca la hermandad, la libertad y fomenta el sentido de la responsabilidad. Cada acto que realizamos trae una consecuencia. Aprender de las decisiones que la vida brinda genera aprendizaje para crecer como individuos. Así como Benito y su hermano, se dieron cuenta que la decisión de ir junto a sus amigos en el charco no fue lo ideal al final de lo sucedido comprendieron que es mejor evitar ciertas opciones para no andar en aprietos.

¡La lectura te da alas! Recuerda visitar la biblioteca pública más cercana a tu domicilio para seguir empapándote de nuevas aventuras. Nos leemos la próxima semana.