sábado, 30 de enero de 2016

SORPRESAS MUSICALES


  Graciela Lecube Chavez

©   2016




En la clase de música el profesor
hablaba con entusiasmo de Leo Fender.
– ¿Quién es Leo Fender? – preguntó 
uno de los estudiantes, en tono burlón.
--¿Les gusta el Rock and Roll? Pues...
el Rock and Roll no existiría sin Fender.
Leo inventó la primera guitarra electrónica, 
luego otras, y también el amplificador.
--  Sería fantástico oirlo tocar-- dijeron otros.
-- Ahi está la cosa. ¡Fender no sabía tocar!–
Las palabras del profesor tuvieron el efecto 
de una bomba. Los estudiantes reaccionaron
con asombro, decepcionados, sin entender.
--Yo me sentí igual cuando el maestro
 de música  de mi niñez nos habló de Fender
–dijo el professor y continuó-  La historia 
de la música registra un ejemplo anterior.
-- ¿De un inventor? 
-- Esta vez se trata del inmortal Beethoven,
que componía piezas como Claro de luna
y Sinfonías magistrales que él llamó Quinta 
y Octava sin poderlas oír... ¡porque era sordo!
A esta sorpresa siguió un silencio sepulcral
que desapareció entre carcajadas cuando 
el más atrevido de los estudiantes dijo:
– En el programa de la próxima velada 
me anunciarán como el alumno que mejor 
toca el piano y eso haré: ¡lo voy a “tocar”
con un trapo mientras le saco brillo!
 

1 comentario:

Chris Vasquez dijo...

Cuando leí este poema pensaba en el amplifador que tengo. Es un Fendor. Nunca pensaba mucho en el nombre solamente que esa marca es la mejor. No sabía que inventó la guitarra electronica y además que no podía tocarla. Qué interesante que concoemos un nombre pero nada de la historia. Grácias por la leción!