lunes, 14 de diciembre de 2015

Preguntas para un mapache


Redacción: Kevin Jared Martínez Márquez

©  2015

Fotografía: Claudia Peters



—¿Cuál es tu nombre? —le pregunté al mapache.
—Mi nombre es Ramón —contestó.
—¿Dónde vives? —cuestioné.
—Mi hogar, mi dulce hogar se encuentra en las cercanías de un río, dentro de un tronco grueso y hueco, duermo sin molestias sobre una alfombra de hojas secas, mismas que recolecté yo mismo —presumió Ramón.
—¡Suena cómodo! —establecí.
—Lo es.
—¿Qué te gusta comer? —pregunté con curiosidad.
—¡Comer es lo mejor del mundo! —indicó el mapache—. Los frutos del bosque son de lo más delicioso, y también lo son las ranas; de esas que saltan doquier.
—¿Qué haces al atardecer?
—¡Correr y trepar! —se alegró Ramón—. Una vez subí a un árbol gigantesco, trepé sin cuidado, tanto que toqué con mis patitas una esponjosa nube, de esas que están en el cielo.
—¡Qué increíble! —advertí.
—Mis patitas nunca me han defraudado —estableció el mapache con orgullo.
—Cuéntanos algo más —motivé a Ramón.
—Mi mamá me contó que los mapaches nacemos ciegos, pero esta condición sólo dura tres semanas.
—¡Recórcholis! —expresé.

No hay comentarios: