martes, 15 de diciembre de 2015

EL VALIENTE


Graciela Lecube Chavez

©  2015

La maestra anunció que
hoy estábamos de suerte,
porque nos iban a vacunar
contra un mosquito juguetón
que picaba sin compasión.
Uno a uno nos miramos
y empezamos a temblar.
Yo quise dar el ejemplo
y me puse en fila primero
como un gallito ejemplar.
Pero al ver la aguja, como
gallina vieja me sentí
y sin cacarear me fui.

No hay comentarios: