sábado, 7 de noviembre de 2015

YA NO SE DICE COMO SE DECÍA


 
Graciela Lecube Chavez
 
   ©  2015



Con “Ustedes dirán cómo se va a decir”
se cerró la sesión de MADRES VENCIDAS,
en respuesta a la rebelión de sus hijos.
De peques a grandotes, niñas y niños
se hacen los sordos cuando  sus padres 
les dicen cosas que les debería importar.
Heridos por la falta de respeto que reciben
de los seres que crearon con amor,
los progenitores exigen que se les pida perdón.
Pero cuando oyen el trillado “Perdón, lo siento”,
y no les llega como debiera al corazón, se dan
cuenta de que el “Perdón, lo siento” de hoy
no significa nada cuando se dice sin pasión.
“Vamos ya, pide perdón”, repiten irritados
sin saber cómo tratar a sus subordinados.
Padres e hijos se tiran de cabeza en el pozo
del silencio donde ahogan la famosa expresión.
Los triunfadores inventarán cómo van
a reemplazar la forma de reconocer un error,
con palabras o algo que consideren mejor:
sea lo que sea basado en el auténtico perdón.