lunes, 26 de octubre de 2015

Un museo para el oro blanco


Redacción y fotografía: Kevin Jared Martínez Márquez




En la ciudad de Torreón, en el estado de Coahuila, al norte de México; se encuentra la edificación que ha retratado todos aquellos recuerdos que tenemos del «oro blanco». El Museo del Algodón, ubicado en los márgenes de la ciudad, nos presenta una apreciable muestra museológica que trata los comienzos del cultivo de algodón y el cómo esta práctica agrícola fue pieza importante dentro del rompecabezas de la economía del país.

Lo que hoy en día es la ex Hacienda del Torreón, ha permitido montar este espacio cultural. "Este edificio fue la primera construcción en los alrededores", estableció un guía del museo. Algo característico de tal arquitectura es su gran «torreón», que se encuentra al lado de una de las entradas principales, mismo que sirvió de inspiración para nombrar a la ciudad.

A lo largo de los inmensos pasillos se pueden apreciar diferentes maquetas que muestran la estructura de fábricas donde se trabaja el algodón. También están los murales con fotografías que exponen cómo era la vida en aquellos años en que la ciudad daba sus primeros pasos. Diversas pantallas presentan breves documentales y reportajes donde se dan a conocer los usos del «oro blanco» y el valor que adquirió, no sólo por ser una fuente importante de ingresos, sino también por ser parte de nuestra historia, de la historia de los torreonenses.

La muestra incluye maquinaria que fue utilizada en los cultivos, así como los artilugios que eran empleados para fabricar prendas de vestir. A mediados de la década de 1990, la producción del algodón en México fue decayendo poco a poco hasta casi desaparecer, a causa del ataque de plagas.

El algodón es la planta textil, de fibra suave, más relevante en todo el mundo. Los diferentes ejemplares de este vegetal tuvieron su origen en la América tropical, en África y en Asia. Los primeros productos fabricados con el «oro blanco» datan de hace más de 3 000 años a. C.


Además de ser utilizado para la fabricación de prendas de vestir; el algodón también ha sido implementado en la producción de bolsas salvavidas, de carpas, de neumáticos para automóviles, de cascos de seguridad y de piscinas.