martes, 6 de octubre de 2015

CUIDADO CON LA SIN HUESO


Graciela Lecube Chavez
 
©   2015

 
“La sin hueso” es el apodo 
que mejor describe a la lengua,
ese órgano servicial que puede
arruinar la vida de muchos
desde que se lanza a hablar.
Cuando vayas a decir algo,
piensa antes en el poder
que tiene, para no repetir 
lo que quizá no sea verdad.
Hasta la alabanza inmerecida
puede traer consecuencias
que no conseguirás borrar.
Respeto, Prudencia y Cautela 
son atributos que se aprenden 
temprano para acallar a la sin hueso
que insiste en hablar y hablar.