martes, 8 de septiembre de 2015

ABUELOS MODERNOS

Graciela Lecube Chavez
 
©  2015



Mi abuelita es coqueta y le fascina
ponerse bien bonita para nosotros.
Su cabello blanco brilla a ratitos,
cual sus uñas y sus labios rosaditos.

Sus zapatos tienen un poco de tacón,
su falda sin ser mini revela un montón
y sus piernas cubre con medias oscuras
haciéndolas lucir casi como esculturas.

Mi abuelita moderna corre, nada, baila,
hace dieta y ejercicio, monta bicicleta,
y tiempo le sobra para leerme historias
y hacer pastelitos y torta de zanahorias.

Yo observo a abuelo bajar el periódico,
quitarse los espejuelos para mirarla mejor
y luego, sonriente, volver a su lectura
encantado de que siga cuidando su figura.

Pero lo mejor es que insiste en estudiar
y seguir hasta lograr un título profesional.
-- Aunque tengo mis añitos - explica -
quedan otros más que quiero aprovechar .

Yo corro a abrazarla y la felicito sin hablar,
imaginándome como ella cuando me llegue
mi hora de ser abuela, moderna o tradicional,
manteniendo el respeto de los míos y mi lugar.