sábado, 4 de julio de 2015

JUNTOS, UNA VEZ AL AÑO


Graciela Lecube-Chavez

© 2015



A la cena anual que los Colorado
ofrecen en julio para toda la familia,
asistieron parientes de todos lados:
las tías Violeta, los Carmelita,
los Punzó, los Rojo, los Rosado
y también los abuelos Morado.
Tampoco faltó el grupo de colados
compuesto de Remolacha, Sandía, 
Manzana y Rabanito, que el baile
a coro amenizaron con armónicas
que los primos Coral les regalaron.
Comieron más que mucho y sabroso,
se  fotografiaron hasta que de decir
cheese se cansaron, las corbatas
se aflojaron, los labios sin pintura
se quedaron y cuando rendidos
los adultos en las sillas terminaron,
los niños sus juegos reanudaron.