sábado, 24 de enero de 2015

EL QUE SABE, SABE

 

Graciela Lecube-Chavez
 
 
© 2015



Años atrás los recién nacidos tenían
que ser bien gorditos para que los llamaran “angelitos”.
Y así crecían, comiendo sin control,
hasta que se les subía el colesterol
sin que nadie lo sospechara.
Tú tienes la suerte de saber
mucho más de alimentación
porque hay más información.
 
Tú sabes que para verte
y sentirte mejor debes comer lo que crece en la tierra
de diferentes colores y sabores.
Zanahorias anaranjadas,
tomates de piel colorada,
aguacates y pepinos verdes
y jugosos, cayendo en tu pancita
sin ruido, nutriendo sus paredes.
 
Estos vegetales no tienen azúcar
y eso es bueno, porque el azúcar es un diablito tentador
que engaña con mentiritas al paladar.
Para tener más energía, sentirte
y verte mejor... para reír con ganas
y no padecer de muchas nanas,
hazte amigo de los vegetales
y llegarás a viejo sin canas.
 
 

No hay comentarios: