martes, 28 de octubre de 2014

CADA UNO EN SU LUGAR


Graciela Lecube-Chavez

©  2014


Cuando llega el viernes
la gente pregunta: "¿Otra vez?"
¿Lo dicen alegres al verme
o les molesta mi velocidad?
Yo no quería seguir siendo
Viernes y ansiaba cambiar
de identidad, sin robársela
a nadie, porque eso está mal.
Se me ocurrió la idea
de trocar puestos con
el resto de la Semana
y se los fui a preguntar.
Lunes aceptó enseguida
porque le pareció gracioso
terminar en vez de empezar,
Martes guardó silencio,
Miércoles lo pensaría
y Jueves ni podía ni quería.

¿Sabes quiénes platicaron
contentos con mi idea?
Sábado y Domingo,
dos vecinos que cansados
de tanta compañía, ansiaban
probar qué se sentía ir
a la escuela o el trabajo.
Como no entendía nada
de lo que me decían,
se turnaron en explicar:
"Viernes", dijo Sábado,
"es como comer chocolate
mañana, tarde y noche".
Y Domingo continuó:
"La vida es más productiva
si estudias, trabajas y gozas
en moderación cada día,
porque cuando tienes
mucho de una sola cosa
se filtra la desilusión".

La explicación del dúo
Fin de Semana no tenía
nada que ver con mi idea
del cambio de identidad.
Pero algo habré aprendido
porque regresé a mi lugar
más tranquilo que antes,
dispuesto a seguir siendo
Viernes, como Alguien
mucho más sabio que yo
ya lo había decidido.


No hay comentarios: