sábado, 20 de septiembre de 2014

QUE PASE EL PRÓXIMO


por Graciela Lecube-Chavez
 
©   2014
 


La matrona uniformada de gris
en la casilla de madera barnizada
repitió con cara de pocos amigos:
– Que pase el próximo, ¿oyeron?
 
Cuando vio venir hacia ella
un elefante, un tigre, un oso polar,
un lobo y un venado, exclamó:
–Dije el próximo... ¡ en singular !
 
Un cadete, también uniformado
de gris que los acompañaba,
habló por ellos: – Estos animales
son los que van a desaparecer.
 
–¿Por orden de quién?– preguntó
la mujer como si no lo supiera.
–Los cazadores furtivos, los que talan
los árboles y contaminan los ríos.
 
Estos animales – continuó el cadete
explicando – han hecho lo suyo
sin molestar a nadie... Al extinguirse,
la humanidad es la que pierde mucho.
 
– Entonces, ¿Qué vamos a hacer?
– ¡Nosotros tenemos que obedecer!
– Claro, porque somos unos cobardes
y queremos nuestro pellejo proteger.
 
Y así fue que en menos de diez años,
el lado malo del hombre los exterminó
y junto con ellos: murciélagos, ratones,
canguros, monos, mariposas y caracoles.