sábado, 27 de septiembre de 2014

EN EL PARQUE

  
por Graciela Lecube-Chavez
 
©   2014


 
En el parque me refugio
el tiempo que no estudio
y a las barras me trepo
igual que un mono traviezo.
El tío vivo gira invitándome
a subir pero yo, indiferente,
me pierdo entre la gente.
Las niñas en el columpio
gritan con gusto mientras
aplaudo a mi amigo Juan,
lanzándose por el tobogán.
Disfruto de  cada juego
solo o con otros chicos,
y a veces paso el tiempo
viendo jugar a los pequeños
en la caja de arena, porque
me recuerda que yo hacía
lo mismo y lo volvía a gozar
repitiéndolo entre sueños.
¡Yo les aseguro sin mentir
que el parque ayuda a vivir!