martes, 3 de junio de 2014

FLOR DE TRES DIAS



por Graciela Lecube-Chavez
 
© 2014
 
En su poema “El dulce milagro”,
la admirada Juana de Ibarbourou
junta las manos de amor embriagada
y dice: “¡Oh! ¿Qué es esto? ¡Prodigio!
Mis manos florecen. Rosas, rosas,
rosas a mis dedos crecen. . .
Mi amado besóme las manos
y en ellas, ¡oh, gracia!
brotaron rosas como estrellas. . .”
Y así, con besos de sol y luna,
en Blanco, Veracruz, México 
surge una flor alta como ninguna
con dos metros de elegancia pura...
caprichosa y coqueta aparece 
cada cuarenta años se exhibe
sin regalías tan solo por tres días.




No hay comentarios: