sábado, 5 de octubre de 2013

PÁJARO ENGREÍDO



por Graciela Lecube-Chavez

© 2013


          En las aspas de un molino          
un pájaro sin querer fue a dar
cuando el viento embravecido
comenzó como loco a soplar.

Engreído por saber cómo volar,
se creyó mejor que todos
y como prueba se puso a trinar
poniéndose rojo hasta los codos.

Pero la fuerza del viento fue tal
que por poco pierde el control
y a tierra casi-casi fue a dar
retorciéndose de intenso dolor.

El viento de él se compadeció
y seguro de si mismo se detuvo,
pero el pajarito no comprendió
en su arrogancia, qué lo mantuvo.

No hay comentarios: