sábado, 21 de septiembre de 2013

DIOS LOS CRÍA Y ELLOS SE JUNTAN



por Graciela Lecube-Chavez

© 2013








No hay mejor emblema
de amor y paz
que un niño y un animal.

Ejemplos de armonía
terrenal, conviviendo
libres de toda agonía.

Un beso o un abrazo
les basta y sobra
para unirse en su regazo.

Todo niño merece
una mascota y toda
mascota quiere un niño...

para amar y sentirse
amado, para soñar
sin despertarse.







1 comentario:

Anónimo dijo...

Yo y mi perrito somos casi
casi igualitos a estos parejos.
Nos queremos bastante.

Emiliano y Taco