martes, 20 de agosto de 2013

PASATIEMPO EN RIMAS





por Graciela Lecube-Chavez

©  2013


Mamá no quiere
que me haga tatuajes
porque “trajo al mundo
un hijo, no un salvaje”.


El leñador corta árboles,
el albañil corta tejas,
el carnicero corta carne,
y el peluquero mis orejas.

Me quedé dormido
con los ojos abiertos
y cuando desperté
juré que no fue cierto.


El mono en el bosque
salta de rama en rama,
y la rana en el charco
el agua que derrama.

La pata cruza la calle
con su prole detrás,
y la gente le pregunta
a gritos: “¿Adónde vas?”

No hay comentarios: