jueves, 8 de agosto de 2013

La Castañera



Reseña por Ariadna Sánchez

Las castañas se pueden comer crudas, hervidas, asadas o dulces. Este fruto represento una fuente importante de alimentación en el sur de Europa, en el sudoeste y este de Asia así como en el este de Norteamérica. La castaña jugó un papel importante en la dieta de los habitantes y también para los animales domésticos ya que se utilizó por su alto contenido calórico. Son ricas en grasas, proteínas, minerales y en vitamina C. En la historia de hoy titulada La Castañera se nos presenta un relato que nos muestra ser honestos y  solidarios ante las dificultades que la vida nos ofrece. María es una muchacha carismática que vende sus castañas calientitas y sabrosas a los niños y niñas de la ciudad. Por el otro lado existe otra castañera que no vende tanto como María, lo que provoca en ella celos y envidia al contemplar el éxito ajeno. Lo que la lleva a robar todo el producto de María. Eso provoca angustia y mucha desesperación en los niños al ver la tristeza que invade a María. Con el afán de hacer sentir bien a la castañera los niños se van al bosque en busca de castañas para que María las cocine y se olvide del fatal acontecimiento. Al darse cuenta de lo que la otra castañera había ocasionado se dirige a María, le pide perdón y le ofrece toda su producción en solidaridad. No cabe duda que las buenas acciones valen más que mil palabras. Esta historia tiene un mensaje poderoso que transmite unión y ánimo en los momentos difíciles de la vida. La manera en que actuamos en pro de otros así será el resplandor y el júbilo que impregnara el espíritu con esperanza haciendo comunidad y lazos sólidos que traspasaran las barreras de la indiferencia y el egoísmo. Una recomendación más para esta tarde cálida de verano. ¡Hasta la próxima semana amigos!

No hay comentarios: