martes, 6 de agosto de 2013

AMOR ES AMOR


por Graciela Lecube-Chavez

©  2013


En pleno verano
con un sol abrasador
a los Romero les nació una flor.

Una flor de carne y hueso
de piel color arena
a quien llamaron Azucena.

Azucena creció alta y bonita,
de ojos achinados y ambarinos
como los de muchos felinos.

Azucena salió estudiosa,
y con sus notas sobresalientes
luchó para seguir adelante.

Tenía dotes de escritora
y con su primer libro logró
el triunfo que desde niña soñó.

Como el tiempo no espera
Azucena soltera se quedó
pero eso no la afectó.

Escribir era lo suyo
y en cada letra que escribía
un mensaje de amor había.


No hay comentarios: