jueves, 11 de julio de 2013

Carlos y la planta de calabaza


Reseña por Ariadna Sánchez

Leer en voz alta la historia de Carlos y la planta de calabaza al aire libre es fascinante. Los colores cálidos de las ilustraciones de Jeanne Arnold evocan el ambiente campirano. Escrito en español e inglés así como una receta para preparar después de la lectura un delicioso plato de calabacitas.

La historia de Carlos trae consigo cosas divertidas. El oído de Carlos comienza a picarle y se da cuenta de que algo está creciendo allí: Una calabaza. Todo esto es porque no bañarse. Carlos odia tomar un baño diariamente. Se niega rotundamente a asearse, a pesar de las advertencias de su madre acerca de lo que sucedería si no se baña después de trabajar en la granja. Una narración donde la naturaleza es el principal protagonista. Que la disfruten.

No hay comentarios: