martes, 10 de julio de 2012

PA’ QUE APRENDA


por Graciela Lecube-Chavez

©   2012


 

Patas pa’ arriba,
patas pa’ bajo,
oliendo a ajo
sube y baja
un mal vecino
don Escarabajo.

No lo busquen,
no lo llamen,
no lo toquen,
ya sabrá lo que
se siente estar
sin que lo amen.

Sin calcetines
ni zapatos, sólo
le queda gemir
como gato en
tejado sucio sin
saber dónde ir.

Si solo se queda,
quizá aprenda a
respetar lo ajeno
como lo suyo,
pa’vivir en paz
y sin barullo.

 

No hay comentarios: