sábado, 21 de abril de 2012

RICITOS DE ORO

Graciela Lecube Chavez

 © 2012

En un 23 de abril nació Shirley Temple,
la niña más famosa, popular y querida
por brillar en miles de cines del orbe.
A sus tres añitos actuaba, bailaba
y cantaba con tal gracia y personalidad,
que con sólo verla a todos conquistaba.
Pasan ochenta años para admirarla más,
y aunque es madre de tres hijos y abuela,
ex embajadora de USA en dos países
y sobreviviente de cáncer de seno,
su veintena de películas ahora en CD's
son vistas por nuevos millones de niños.
Shirley implantó la moda de nenitas
las que copiaron sus vestidos cortitos,
las mediecitas tocándole los tobillos
y el peinado de sus 59 Ricitos de Oro.
En su honor se creó una bebida con
su nombre --¡sin alcohol, claro está!--
que niños y grandes saborean por igual.
Ella impuso el baile llamado Tap,
ella salvó a un estudio de la ruina
y todo lo logró sin ningún esfuerzo
porque de las cualidades que tenía,
su naturalidad mejor la distinguía.
La genuina pureza de su presencia
devolvió la esperanza a su patria,
hundida en la pobreza durante
una feroz guerra casi sin salida.
Shirley es un dulce icono humano
lleno de eterna "angelicalidad"
a quien hoy le queremos desear
un mundo lleno de felicidad.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Esta escritora tiene el talento perfecto para que los ninos hagan de sus suenos una realidad de fantasia.Y a los grandes nos hace vivir y recordar momentos inolvidables. Con este articulo Los Bloguitos se anotan un triunfo mas.Adelante!!!

Chris dijo...

Me olvidé que ella sufrió tanto en su vida. Gracias, Graciela por su lindo recuerdo de su vida.