sábado, 3 de marzo de 2012

PASO A PASO


Graciela Lecube-Chavez

©  2012


 
Primero por el suelo gatée,
después aprendí a caminar,
luego me compré un carrito
y cuando sin querer choqué
contra un árbol bien bajito,
en un par de muletas sin
perder tiempo me apoyé.
En ese mismo momento
fue que viejito me imaginé
con bastón y en chancletas.