jueves, 15 de septiembre de 2011

Maestros



 ©  Zoraida Rivera Morales

     2011


Tuve un maestro de ciencia
que aun lo veo reír.
Bajito,
chino -
caminando el salón,
nos hacía entender mundo
¡Y todo lo hacía sencillo!

Tuve un maestro de historia
que recuerdo con cariño.
Más llenito, reflexivo
traía la historia al presente.
No olvido su enseñanza
sobre la guerra civil
y cómo se emocionaba
cuando oía disentir.

Tuve un maestro de matemáticas.
Era judío y valiente.
Con el fuimos al cine en Manhattan -
primera vez para mí. Nunca lo dije
a otros niños para no escuchar sus burlas.
Por él vimos con asombro
la Navidad en Rockefeller,
un navío en el Seaport
y una casa sobre el Hudson
de Irving, el escritor.

Cuando yo iba creciendo,
ellos,
pusieron patines sobre mis pies
y alas aquí en mis manos
y mis ojos dirigieron
hacia un horizonte hermano.

¡Cuánto anhelo que otros niños
aprendan como aprendí!


No hay comentarios: