martes, 23 de agosto de 2011

LOS NIÑOS Y SUS MASCOTAS



Graciela Lecube-Chavez


©  2011

Mucho se ha hablado de la afinidad
que existe entre los niños pequeños
y sus mascotas, sean perros o gatos.
Y cuando de dormir se trata, uno
le gana al otro en acomodar la pata.
Mirar a estos muñecos preciosos
dormir o hacer cosas de locos,
enciende la imaginación, renueva
la confianza y rejuvenece el corazón.
¡Oh, el total abandono de sentir
al compañero que siempre será fiel!
¡Oh, las diabluras para compartir
con perro o gato de igual a igual!
¡Oh, acomodar el cuerpo inocente
contra la mascota en busca de calor!
¿Y los padres? ¿qué piensan ellos
de esta camaradería sin igual?
“Nosotros pensamos que podemos
confiar en este amor especial entre
nuestro niño y su amigo espiritual”.

















No hay comentarios: