lunes, 31 de enero de 2011

Amy Costales y su libro Abuelo vivía solo


Me dice mi madre que uno de mis primeros juegos de niña era agarrar un papel y un lápiz y jugar a escribir, mucho antes de conocer las letras y cuando a penas podía hablar. Tenía hermanos mayores, y quizá los estaba imitando. Claro estaba que me gustaba escribir, pero creo que ese amor al papel y al lápiz no habría sido lo suficiente para empujarme a publicar. Para eso tuve que esperar la llegada de mi hija.

Cuando mi hija era pequeña vivíamos con mi hermana o con mis padres porque yo era madre soltera y estudiaba en la universidad. Necesitaba la ayuda de mi familia. Pero no había muchos libros para niños que mostraran familias extendidas ni que mostraran niños que no vivieran con un padre. Eso me molestó, porque casi todos los niños que conocía en ese entonces compartían su casa con tíos, primos o abuelos. Algunos no tenían padre. Desde ese momento uno de mis intereses mayores como autora ha sido celebrar a la familia extendida. 


Mi libro más reciente, Abuelo vivía solo/ Grandpa Used to Live Alone, es sobre mi hija y mi papá. Mi padre me ayudó a criar a mi hija para que yo pudiera graduarme de la universidad. Ella no ha tenido padre en su vida, pero un abuelo genial si ha tenido siempre. Los años pasaron, mi hija creció y mi padre se enfermó de cáncer. Una vez pasé por el cuarto de mi papá y vi a mi hija a su lado, cantándole una canción para que se durmiera, justo como él había hecho años atrás con ella. Cuando vi a mi hija cuidar a su abuelo, me di cuento de como habían cambiado las cosas.  Escribí un libro sobre una niña que poco a poco crece mientras que su abuelo poco a poco envejece. Es la historia de mi padre y mi hija, escrito con mucho amor. Mi padre se curó, y me dio mucho gusto mostrarle el libro y darle las gracias por ser un abuelo tan dedicado.


Escrito por Amy Costales

1 comentario:

Leticia. dijo...

Me gusta tu libro. Son historias que tocan el corazón.