martes, 16 de noviembre de 2010

POP POP

Graciela Lecube-Chavez

©  2010  

 
Las semillitas de maíz,
a los dos minutos de estar
en el microondas,
empiezan a saltar
con su ruido singular:
Pop … Pop-Pop… Pop
y un minuto después
se abren en rositas
llenando el ámbito
familiar con su fragante
aroma invitándonos
a probar. Sacarlas
de la bolsa donde están
es tarea para ansiosos
comilones, listos a hincar
los dientes sin que nadie
se atreva a protestar.

No hay comentarios: