sábado, 28 de agosto de 2010

UN GRAN PASEO

Graciela Lecube-Chavez

©  2010




Desfilando contento
justo en medio del río
un camalote* yo vi
lleno de matas y flores
de color verde y alelí.


En él iban cantando
canarios, un colibrí,
tortugas, una ganza
y hasta un dinosaurio
rascándose la panza.


Los chicos saltaban
divertidos en la orilla
lanzando al aire globos,
palomas y mariposas
dejando a todos bobos.


Varios hipopótamos
nadaban con tal ruido
que en mi cama desperté
de esa extraña pesadilla
mojada igualita a un pez.



* camalote: planta acuática de verano
  propio del delta argentino.