sábado, 7 de agosto de 2010

LA LUZ AL FINAL DEL TÚNEL



Graciela Lecube-Chavez

© 2010




Hace calor y sueño con la nieve.
Hace frío y siento la arena caliente.
Soy hijo de inmigrantes nacido
en el Trópico florido y criado
en el opaco asfalto neoyorquino.
Con razón me quejo todo el tiempo.
Nada me gusta y nadie me aguanta.
Me rechazan aquí y me rechazan allá.
¡Ay, quién tuviera veinte años… ya!