miércoles, 9 de junio de 2010

¡Préstame niña un sueño!




Para Sofía

Préstame niña un sueño
de magníficos corsarios
y princesas encantadas,
un sueño de fantasías
que me envuelvan con un manto,
de doradas florecillas
y de mágico encanto.

Préstame un sueño
de alegrías y aventuras,
de risas sin sobresaltos,
mientras hadas de colores,
me arrebujan con su canto.

Un sueño de días felices,
dónde no pesen los años,
dónde brillen las estrellas,
allí arriba, allí muy alto.

Descansa tranquila niña,
arrellánate en la cama,
mientras un coro de grillos,
te canta una dulce nana.

Cuando la noche se extienda,
y antes que llegue el mañana,
con los reflejos de luna
te tejeré una bufanda,
para que al despertar, mi niña,
la encuentres bajo tu almohada.

¡Préstame tus sueños niña,
de gnomos, duendes y hadas!

A los duendes pediré,
alas albas, albas alas,
para recorrer tu mundo
de inocentes esperanzas
¿acaso no son tus sueños,
como palomas blancas?

María Magdalena Gabetta



magdalenagabetta.blogspot.com

4 comentarios:

maría magdalena gabetta dijo...

Gracias Lety y Gracias Los Bloguitos. Un abrazo desde el corazón. Magda

Anónimo dijo...

María Magdalena, qué poema
tan... tan poema. Dulce,
sencillo, penetrante y boyante.
Da gusto leerlo.

Graciela Lecube-Chavez

Rene Colato Lainez dijo...

Me encantó el poema.

Felicidades María Magdalena

maría magdalena gabetta dijo...

Gracias Graciela y Rene, una alegría que les haya gustado. Un beso. Magda