sábado, 29 de mayo de 2010

POEMA ESPECIAL

HOMENAJE A LA PAPA

Graciela Lecube-Chavez

© 2010




Siglos ha, la papa nació gordita y sabrosa
en tierra americana. Los indios la cuidaban
con esmero, hasta que un día vinieron
los conquistadores con ganas de hacerse
ricos y a la papa se llevaron sin permiso
para exhibirla como cosa muy curiosa.

Los caballos y otros animales de Europa
la comieron hasta saciarse, pero cuando
el hambre y las sequías del siglo dieciséis
envejecieron al ya Viejo Continente, seres
humanos de toda clase y edad, se dieron
a comer papa tras papa en cantidad.

Al ver con el tiempo cuánto bien hacía,
se convirtió en una leyenda tan famosa
que tres siglos más tarde, Napoleón de
comer se la dio a su gente día y noche.
Y con ellos la voz corrió de un menú
muy saludable a base de papa y leche.

A la papa rica en vitaminas B y C, y rica
en agua, calcio, fósforo, hierro, magnesio,
potasio y proteínas, discriminan por tener
algo de almidón y sodio quienes cocinan
sin saber lo que cocinan botando a la basura
su nutritiva piel por manchadita y oscura.


Horneada, hervida o frita, rellena, en puré
o en ensalada, a la papa invitan a reuniones
familiares y banquetes exclusivos. La Onu
hizo del 2008 el Año Internacional de la Papa
y por seguir siendo modosita y tan sabrosa,
Los Bloguitos le envían besitos y muchos ¡OLÉ!

Comas mucho o comas poco, recibe a esta
grandiosa señora de la mesa internacional
con el respeto que se merece. Siendo abuela
única y cariñosa de rústicos modales, entra
y se queda gustosa en tu casa, dispuesta
a cocinar los ricos platos que ella sola sabe.





APÉNDICE:
Casi todos los países a la papa honran
con su día, y entre todos sobresale el 30
de mayo que le dedica el Perú con festejos
espectaculares. Se acuerde o no un día
general para la papa super dotada, cada
uno la puede homenajear como dispongan.

1 comentario:

Anónimo dijo...

No sabia que la papa fuera tan importante
aunque la comemos siempre en la casa.
Este blog me gusta porque es cheverisimo
para aprender de mucho.

familia Medrano