martes, 2 de marzo de 2010

UNAS ESTAMPAS YO VÍ...


Graciela Lecube-Chavez

© 2010



.. de parques y jardines de muchos
sitios del mundo, todos diferentes
en forma pero no en colores, porque
los rojos, verdes, amarillos y azules
están registrados como los bienes
exclusivos de un creador divino.
Un creador tan prodigioso que
sus colores entrega a raudales,
orgulloso de tener admiradores
en cientos de miles de lugares.
Pero si tan únicos son, ¿por qué
no existe un recinto de la fama
donde sus fanáticos pudieran
rendirles tributo con devoción?
Quien creó tanta belleza no
necesita de referencia ni la prensa
ni la televisión. Sólo debe hacer
acto de presencia donde y como sea
para mantener en alto la tradición.
Ser jardinero es cosa seria, un trabajo
de gran creación; sin embargo no hay
suegra que le entregue a su hija--quien
en paz está con su decisión--porque
sólo ve a un puñado de nietos traviesos
tatuando los árboles de un patrón.

1 comentario:

Anónimo dijo...

esto si es poesia
bien buena;gracias

Adalmira F