martes, 16 de febrero de 2010

HAITÍ... ¡OH, HAITÍ!

Graciela Lecube-Chavez

©2010



Haití estremeció al mundo
cuando la tierra se abrió
con un ruido profundo
y todo para siempre cambió.

El impacto petrificado está
en la belleza agredida del lugar,
y después de semanas sin paz
unas risas se hacen escuchar.

Son de varios niños que jugando
están en una escuelita improvisada,
sin adultos que les guíen, sin ropa,
sin libros, sin comida, sin nada.

¿Cómo sobreviven? ¿cómo será
su mañana? Haití...¡Oh, Haití!
Tu futuro es incierto, pero tu alma
que son tus niños, sigue firme, ahí.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Por lo que he leido
de esta escritora,
siempre encuentra
una luz en medio
de la oscuridad.
Yo no creo en esa
fantasía pero
respeto su mensaje.
Otra escritora

Anónimo dijo...

La palabra que trae esperanza
supera a la palabra negativa.
Pocos escritores ponen luz
en las suyas.

Leticia. dijo...

Pobrecitos esos niños..¿Cómo será su mañana? Dios los cuide.

Anónimo dijo...

Momentos terribles ha pasado y está pasando Haiti, pero la esperanza y la superacion está en esos niños de hoy.
Ojalá sea así

Delia.