miércoles, 13 de enero de 2010

Isabel Campoy, una artista


Cuéntanos dónde naciste.

Nací en el Mediterráneo, en la ciudad más dulce del mundo, Alicante, España. Allí se hace el famoso turrón que tantos Hispanos conocen alrededor del mundo. El turrón es una pasta de almendras, miel y azúcar que se come preferentemente en Navidad.
Alicante es un lugar hermoso, con playas de arena suave y un mar en el que puedes nadar desde mayo hasta octubre. Se ha convertido en un lugar preferido para el turismo y cuando ahora regreso, veo cuánto ha crecido aquella ciudad portuaria de mi infancia. Viví allí hasta los 16 años. Fue entonces cuando gané una beca The American Field Service Scholarship, y vine a Trenton, Michigan. Aquella experiencia cambió mi vida para siempre.

Has escrito poesías, teatro, biografías, letras para canciones, ficción. ¡increíble¡ ¡Felicitaciones¡

Publiqué mi primer cuento en una revista local en Alicante a los once años. Teniendo en cuenta que Alicante tiene un clima semi-desertico, el que mi cuento se titulara “El muñeco de nieve” dice mucho de mi imaginación desde bien joven. Creo que no recozco mi vida sin un lápiz y un papel delante. Mis primeros libros se publicaron cuando tenía 23 años. Fueron una serie para la enseñanza del inglés (hice mi carrera en Filología Inglesa y pronto empecé a publicar en la entonces Editorial Mangold). Y ya en Estados Unidos he publicado preferentemente sobre temas de la cultura Hispana.

Cuando me planteé mi papel en el amplio mundo editorial estadounidense me di cuenta que yo aquí era Latina/Hispana y que tenía que entender mi nueva identidad para contribuir a esta sociedad. Y fue así que en colaboración con Alma Flor Ada nos planteamos el traer a la consciencia de los Latinos/Hispanos la riqueza de sus raíces. Los Latinos/Hispanos venimos de veinte países en el mundo. En esos 20 países hay una cultura vibrante que las nuevas generaciones nacidas aquí deben conocer. Tenemos astrónomos, matemáticos, científicos, arquitectos, escultores, médicos que sentaron las bases de nuestra riqueza cultural hace más de siete siglos atrás.

Yo siempre repito (y en inglés rima) que “You cannot have fruits without roots” Uno es más fuerte –como los árboles- cuando sus raíces son profundas. Y hay que conocer de donde venimos para alegrarnos del camino recorrido hasta donde vamos. Sí, he disfrutado mucho investigando y escribiendo para los niños en todos los campos de nuestra cultura.

"Mamá goose", "Be My Valentine", "Cuentos que contaban nuestras abuelas" "Y Colorín Colorado". Elegí estos libros para que nos hables sobre ellos:

Has hecho una buena selección de entre los muchos libros que he escrito.

Mamá Goose pertenece al grupo de libros que hemos escrito para los más pequeños. Y como su título indica, es bilingüe. Contiene nanas, juegos, dichos, poemas que abren la imaginación del niño y le proporcionan su primera experiencia con la literatura. Otros para esa misma edad son ¡Pío Peep!, ¡Mu, Moo!, Merry Navidad, Diez Perritos…y los que hay en imprenta.




Be my Valentine, acá me me gusta jugar con las palabras y siempre que sea posible, apuntar al corazón. Pero también me gusta el humor por eso Rosa Raposa (three tricksters tales) dice tanto de quien soy yo.





Cuentos que contaban nuestras abuelas es quizás mi libro preferido porque cuento lo que oí de pequeña y así mi corazón se mantiene inocente siempre. Seis de los doce cuentos los escribí yo y los otros seis Alma Flor. Nos divertimos mucho elegiendo de entre ¡más de sesenta que queriamos contar!.



Y Colorín colorado es un ejemplo de la labor que hacemos con padres, maestros y niños para también ellos encuentren su voz y escriban sus propias historias. En nuestro libro sobre escritura Authors in the Classroom: A Transformative Education Process les invitamos a “atreverse a escribir”.

Cuéntales de tus hobbies a los chicos:

Me gusta subir montañas y pasar tiempo en el campo. En esos sitios se oye el silencio y el silencio es vital para un escritor. Para poder escribir tengo que acallar todos los ruidos de la civilización: teléfonos, computadoras (sus mensajes hablan), música, televisión. Allá puede no llegar a oirse ni a los pájaros.

Pero me encanta el arte. Hago escultura y pinto (mal, pero lo hago). Visito museos, colecciono libros de arte (me encanta buscar en las librerias de libros viejos).
Mi hermano Diego me contagió el gusto por el fútbol (soccer) y aunque defendemos a equipos distintos (él el Real Madrid, yo el Barça) es un deporte que “consiento” ver jugar.

Eres una gran artista. ¿Qué significa eso para vos?

Pues en realidad no soy muy buena. Y debo aclarar algo. YO NO SOY ILUSTRADORA. Y lo digo con mayúsculas porque después de publicar tantos y tantos libros con Alma Flor y ella ser una escritora tan conocida, mucha gente cree que yo soy la ilustradora. ¡Tendría que ser extraordinaria! para poder tener los cientos de estios de los artistas que nos ilustran nuestros libros. Tanto ella como yo somos escritoras y ser co-autor significa que las dos personas deben ser capaces de escribir un libro en común. No es fácil, pero nosotras lo hemos hecho más de cien veces.

Envíales un saludo a los niños:

Quiero invitarlos a venir a mi casa (mi web: www.isabelcampoy.com y que allí lean mis cartas, vean mis libros, se familiaricen con las fotos de mi vida y luego me hagan preguntas. Prometo contestarlas todas. Pero sobretodo quisiera dejarles un mensaje: La historia es de quien la escribe, escriban sus propias historias para que su vida no se olvide.

Un abrazo grande.


Gracias por esta entrevista para los Bloguitos.
Leticia Teresa Pontoni.

2 comentarios:

Rene Colato Lainez dijo...

Isabel es una gran escritora, escribe con el corazón sobre nuestra cultura y el orgullo de ser quien somos.

Rene Colato Lainez dijo...

Isabel es una gran escritora, escribe con el corazón sobre nuestra cultura y el orgullo de ser quien somos.