sábado, 14 de noviembre de 2009

RUMBOS


Graciela Lecube-Chavez

© 2009


Como niño
a la escuela debo ir
para aprender
grado a grado
lo que tengo que saber.
Todo ese aprendizaje
mi rumbo marcará
hacia mi vida futura
si no lo traigo ya.
Ingeniero o carpintero,
doctor o explorador,
maestro o ganadero,
periodista o inventor,
futbolista o actor,
algo de eso u otra cosa
voy a ser, hasta quizá
dos profesiones tendré
porque nunca nadie
sabe si de músico,
gobernante, cocinero
o astronauta quedaré.
Lo importante es tener
más de una inclinación,
estar atento a lo nuevo
y lo nuevo aprender
para seguir en el mundo
contento, sin perecer.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Graciela es un rayo de
luz en medio de los peores
escenarios como se espera
de los poetas humanos como
ella. Escribe claro y eso
me gusta porque me doy
el lujo de decir que
la entiendo por directa
y sencilla... La huella
que deja es bien marcada.

Anónimo dijo...

MUY PROFUNDO


.

maría magdalena gabetta dijo...

Graciela, gracias por escribir tan lindo y con tanta enseñanza en tus letras. Un beso. Magda