sábado, 7 de noviembre de 2009

¿QUIÉN LOS ENTIENDE?


Graciela Lecube-Chavez

© 2009



Si no hablo:
- ¿Por qué no hablas?
Si hablo mucho:
- ¡No hables más!
Si digo o No digo:
- Habla o Calla.
Si hablo fuerte:
- ¡Baja el tono!
Si hablo bajito:
- Más alto, no oigo.
Si hablo rapidito:
- ¿Vas en tren?
Si hablo lentamente:
- No arrastres la lengua.
Si hablo en español:
- Habla en inglés.
Si hablo en inglés:
-Habla en español.
Si hablo de política:
- Cambia de tema.
Si hablo del ayer:
- Habla del hoy.
Si hablo de boxeo:
- Muy peligroso.
Si hablo de los míos:
- Siempre lo mismo.
Si hablo en broma:
- Habla en serio.
Si hablo en serio:
- ¿Sabes un chiste?
Si hablo dormido:
- O hablas o duermes.
- O hablas o duermes.
- O hablas o duermes...
Insisten-insisten-insisten
pero yo no digo nada,
no digo nada-nada-nada
porque ignoro a los
aburridos "protestones"
y elijo decir cro-cro
igualito a una rana,
que nada podrá decir
aunque tenga ganas.

3 comentarios:

maría magdalena gabetta dijo...

Graciela, sos genial escribiendo! tenés una maravillosa imaginación. Un besote. Magda

Anónimo dijo...

Muy, muy ingenioso. ¿Es que tu inspiración va en aumento?, felicitaciones

Delia

Leticia dijo...

No te dejan hablar a veces...me ha pasado.