sábado, 21 de noviembre de 2009

¡QUÉ VIDA!

Graciela Lecube-Chavez

© 2009


La "i" tiene un sombrerito,
la "t" tiene un techito,
la "ñ" tiene un lacito
y yo tengo un ombliguito
para reírme un poquito.

Subo en el elevador,
subo las escaleras,
subo en una cometa,
subo en alas del viento,
subo amarrada al amor.

Bajo a lo profundo del mar,
bajo en un globo al bohío,
bajo de la nieve a la arena,
bajo la ladera cantando
hasta llegar a mi hogar.

Subo y bajo a mi albedrío,
subo y bajo sin ataduras
libre, sanito, contento,
despreocupado, sin penas,
subo y bajo con todo lo mío.

"Allí va él haciendo lo suyo,"
dicen los que me ven subir
y bajar con mi sombrerito,
techito, lacito y ombliguito
por amplias sendas sin yugos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hermoso y gracioso, es un canto a la alegría infantil, se lo leí a mi nietita, quien me hizo repetirlo una y otra vez y casi lo memorizó.

Besos Delia y María Florencia

Anónimo dijo...

El saber que una niñita
memorice mi poema me llena
el alma de un modo jamás
soñado. Me coloca dentro
de una nueva dimensión que
debo aprender a disfrutar.
Gracias por esta nueva
experiencia que me toma
de sorpresa. graciela.
------------------------------------